‘Prometheus’, la notable ¿precuela? de Alien

Injustamente infravalorada pero tampoco sobresaliente, la confusa ‘Prometheus’ brinda un notable producto de ciencia ficción, aunque se queda por debajo de las expectativas.

Crítica: Prometeo (Prometheus; 2012)

“La búsqueda de nuestros orígenes… puede llevarnos a nuestro final”. Esta es, a priori, la quizás básica pero interesante premisa sobre la cual gira ‘Prometeo’ (Prometheus; 2012). que supone la vuelta de Ridley Scott (‘Alien, el octavo pasajero’‘Blade Runner’‘Gladiador’) a sus orígenes: la ciencia ficción. En esta ocasión, nos sumerge en una especie de precuela de la saga Alien, ambientada en el año 2058, cuando unas excavaciones arqueológicas revelan que los humanos podrían haber sido creados genéticamente por una raza alienígena superior, y que, entre otras cosas, modificaron el aspecto de nuestro planeta para hacerlo habitable. Un guión simple e ineficaz por partes aunque interesante por otras, que quizás esté algo infravalorado por el simple hecho de presentar conexiones inevitables con otras producciones anteriores del director. Con actuaciones pobres en líneas generales, una espectacularidad visual pocas veces lograda de semejante manera, y un trasfondo oscuro, Prometeo nos invita a realizar un viaje a nuestros inciertos orígenes. La gran polémica que despertó Prometheus en su estreno en cines hace unos meses se debe principalmente a la confusión que presenta la cinta a la hora de ser vista. ¿Es una precuela de Alien? ¿Un spin-off de aquella gran película dirigida por Ridley Scott? ¿O no tiene nada que ver? Al principio, la intención del director Ridley Scott era crear una precuela de la excelente ‘Alien, el octavo pasajero’ (Alien, 1979), y es que fue así concebida Prometheus. No obstante, a último momento, Fox decidió cambiar las riendas de la cinta para convertirla en una nueva franquicia de películas y poder explotarla a lo largo del tiempo, conectándola de alguna manera con la saga Alien pero que sin necesariamente se trate de una precuela. Y es que, en definitiva, eso es exactamente lo que vemos: una nueva película que presenta algún que otro momento conectado con la mítica saga alienígena pero que sólo descubrirán aquellos que hayan disfrutado de esas películas y estén atentos.

© 2012 - Twentieth Century Fox
El acabado visual de Prometheus es sencillamente increíble. La ambientación y los escenarios son agobiantes y rozan lo enfermizo.

Siguiendo con el análisis del núcleo de la película, como lo es el guión, presenta varias situaciones trilladas o tiradas de los pelos y que no terminan de cerrar. Estamos ante un guión que fue modificado posteriormente para adaptarse a las necesidades de la Fox, algo que terminó por restarle puntos a la producción. Además, notamos infinidad de errores imperdonables que surgen a lo largo de la trama y que son bastante obvios, ya sean relevantes o no para el desarrollo de la historia en general. De hecho, existen tres o cuatro situaciones que ocurren desde la mitad de la película y hasta el final de la misma que son directamente inexplicables y que no encajan, bajo ningún punto de vista, con un guión coherenteSin embargo, tenemos que saber que estamos frente a una película dirigida por Ridley Scott, que suele ampliar de manera considerable sus producciones tras el lanzamiento del DVD y Blu-Ray, que generalmente cuentan con versiones extendidas, escenas adicionales e infinidad de contenido sin clasificar no visto en el cine. Sería extraño que no pasara esto con Prometheus, cuando lo vimos en casi todas las producciones de Scott, como lo son las recientes Robin Hood o American Gangster.

En lo que respecta al acabado visual del film, nos encontramos ante una producción con increíbles efectos, con escenarios y una decoración brillante y obsesiva, casi rozando lo enfermizo, que en gran medida gracias a ello, regalará algunos momentos de verdadero suspenso con un ambiente realmente logrado. Prometheus fue concebida, producida y directamente filmada en formato digital 3D, por lo tanto, en este sentido la película no fallará. La tecnología en este caso está muy bien utilizada (aunque sigue sin alcanzar lo logrado por James Cameron en ‘Avatar’, o la reciente ‘Resident Evil: Retribution 3D’), y ayudará a meternos en la densa atmósfera de la película y generará, si cabe, aún más impacto visual. Por otra parte, la cinta presenta momentos muy bien logrados y filmados. Punto para Scott en este sentido.

© 2012 - Twentieth Century Fox
Uno de los más grandes errores de la cinta yace en el guión. Hay errores y situaciones que no encajan o que directamente no tienen explicación.

Pero a pesar de que se trate de un intenso blockbuster con un increíble acabado visual, si la película posee un guión que se encuentra por debajo de las expectativas, no podemos hacer demasiado. Por momentos, la película se torna lenta (en especial los primeros 30-45 minutos) y peca de ser algo aburrida, aunque cuando las interminables secuencias de diálogos conflictivos de lugar a la acción, que no dará descanso, el film dará un giro considerable y nos entretendrá durante lo poco que queda. Posee una duración justa aunque mal aprovechada: la primera media hora pudo haberse relatado de manera diferente y se pudo haber intercalado, entre las escenas de acción, alguna que otra explicación para no dejar tantos cabos sueltos al final de la cinta. 

Por otra parte, a nivel actuaciones, el film presenta claros y oscuros. Noomi Rapace dará una performance más que aceptable que incluso roza la excelencia, aunque se quedan atrás Logan Marshall Green y los mal aprovechados Guy Pearce y Charlize Theron. Theron ya es conocida por sus últimos papeles en películas mediocres pero con grandes resultados en taquilla y es excelente para meterse en el papel de la antagonista o, en este caso, de personaje conflictivo. En esta película está muy mal aprovechada (error que esperemos que se enmiende con el lanzamiento del Blu-Ray) ya que posee breves apariciones en pocas escenas, diferente a lo ocurrido con un Guy Pearce irreconocible y asquerosamente mal maquillado. Párrafo aparte para el increíble Michael Fassbender que encarna al personaje más interesante de la cinta, aunque con intenciones algo confusas. Fassbender sigue demostrando que puede adaptarse con facilidad a cualquier tipo de personaje, logrando resultados maravillosos. Mención especial a Idris Elba en el papel de Janek, performance muy bien lograda aunque también breve.

© 2012 - Twentieth Century Fox
Noomi Rapace y Michael Fassbender brindan las mejores interpretaciones de la película, pero lamentablemente casi todo el resto del elenco se queda atrás.

En definitiva, los errores más grandes de Prometheus yacen en la poca atención que se le prestó al guión y al argumento y al siempre culpable hype. Lo inflada que estaba esta película desde el momento en que se anunció es increíble (y va a seguir siendo así), algo que precisamente no ayudó al film en su estreno. Prometheus no es para nada una mala película, pero no es lo que todos esperábamos: el gran regreso de Ridley Scott a la ciencia ficción. Nada que ver. Prometheus es una gran propuesta para disfrutar, que se deja ver a pesar de sus primeros minutos aburridos y que presenta un acabado visual y tecnológico increíble pero que, no obstante, termina siendo un aporte innecesario a una historia que ya no necesitaba más capítulos. Increíbles efectos y escenarios, actuaciones con luces y sombras, mucha expectativa y resultado notable. Prometheus es simplemente una buena película, que se quedó por debajo de las expectativas. 

Calificación: 6/10 (Buena)

Anuncios

Dejanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s