‘Taken 2’, el poder del pochoclo…

Pochoclera, entretenida y hasta ahí. Una buena propuesta de acción para los que esperaban la venganza.

Crítica: Búsqueda Implacable 2 (Taken 2)

En esta segunda entrega, Liam Neeson vuelve como Bryan Mills, el agente retirado de la CIA que diezmó una red albanesa de trata de blancas para rescatar a su hija secuestrada, Kim. Un año después, en un viaje a Estambul, Mills recibe una visita sorpresa de su hija y su exesposa, Leonore. La feliz reunión se echa a perder cuando Leonore es secuestrada por gánsteres siguiendo las órdenes de Murad, padre de uno de los criminales albanenses muertos, Marko de Tropojä. Con su exesposa como rehén y Kim huyendo, Mills debe usar una vez más sus habilidades letales para rastrear a Leonore y eliminar a todos los obstáculos de su camino. 

Taken 2 es un estreno claramente pochoclero. Destinada al entretenimiento, no es una película que brilla por sus atributos pero que, sin embargo, no es una película (del todo) mala. En esta segunda vuelta (que viene con cambio de director – ahora es dirigida por Olivier Megatone, de ‘El transportador 3’) sabemos lo que entramos a ver. Para empezar, se perdió el factor sorpresa que contenía la entrega original. No obstante, no salimos defraudados. Entramos con la idea de ver al excelente Liam Neeson repartiendo disparos y golpes, y eso conseguimos. Pero no mucho más.

Tenemos entretenimiento, tiros, golpe y sangre… Pero el conjunto para que una película sea buena, tiene que tener mucho más. Liam Neeson encara el papel de Mills de manera excelente, como nos tiene acostumbrados en películas de este tipo, aunque se puede notar que algunas escenas (sobretodo las escenas de combate cuerpo a cuerpo) están demasiado coreografiadas. Además, más allá de que el personaje sea un agente retirado de la CIA, durante toda la película podemos ver que Mills tiene la situación totalmente controlada, relativamente hablando. Las cosas tendrían que haber estado más difíciles para agregarle suspenso y trama al guión en sí. Las demás actuaciones son regulares a nivel general, y con pocas excepciones. Decepciona Famke Janssen con una perfomance varias veces pobremente llevada a cabo. 

La película está bien filmada y tiene un ritmo trepidante, aunque los primeros minutos aburren, y algunos diálogos son terribles. El guión, por su parte, presenta varias situaciones tiradas de los pelos y repite secuencias que ya vimos en otras películas de acción, como en Bourne o James Bond. Está más que claro que Taken 2 se hizo únicamente para fines financieros, y nada más que eso. La producción original es superior en casi todos los aspectos salvo el técnico, y además brinda una historia de trasfondo más realista y atrapante, como lo es la prostitución y la trata de blancas. No obstante, se destaca el trabajo del director en el manejo del suspenso y la tensión a lo largo de la película. 

¿El final? Pudo haber tenido un final algo más largo o más desarrollado, y sinceramente esperaba un final que le diera pie a una Taken 3, como estamos acostumbrados a ver con las producciones más novedosas (como pasó ya con la reciente The amazing Spider-Man, o The Avengers), pero, por suerte, no dejó puntos inconclusos y probablemente sea lo último que veamos de una saga que no da para más, y que hubiera sido perfecto que terminara con la entrega original. No nos confundamos. Taken 2 no es una propuesta diferente, como sí lo fue la primera entrega… para ver un domingo de lluvia. Entretenida, bien realizada. No mucho más.

Calificación: 5/10 (Notable)

Anuncios

Dejanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s