‘Luces rojas’, ver para creer

De la mano del director de la más que aceptable Enterrado, llega un thriller sobrenatural que si bien no es excelente, no dejará indiferente a nadie.

Poster oficial de 'Luces rojas' (Red lights, Rodrigo Cortés; 2012)

En ‘Luces rojas’ (Red lights; 2012), una co-producción entre España y Estados Unidos, y dirigida por Rodrigo Cortés, máximo responsable de ‘Enterrado’ (Buried; 2009), nos trae un thriller psicológico o sobrenatural que nos cuenta la historia de dos investigadores de fraudes paranormales, interpretados por la siempre lúcida Sigourney Weaver (Margaret Matheson) y un Cillian Murphy (Tom Buckley) cada vez mejor, que estudian ciertos “fenómenos” para luego probar su origen fraudulento. El problema real comienza cuando Simon Silver, interpretado por Robert De Niro, el más célebre psíquico de todos los tiempos, reaparece inesperadamente tras estar treinta años en el olvido. Tom comienza a sentir una profunda obsesión por Silver, lo que lo lleva a vivir diversas situaciones y fenómenos aparentemente inexplicables, lo que nos llevará a un final que nos sorprende, aunque por las razones equivocadas. Una buena propuesta de suspenso que si bien no es maravillosa, no deja indiferente a nadie. La crítica completa y las imágenes, como siempre, tras el salto.

Para empezar, no podemos dejar atrás el inexplicable retraso que sufrió esta película con respecto a España, En su país de origen, la película se estrenó a fines de marzo de este año… y llega a los cines de Argentina y varios países del mundo a mediados de octubre. Incomprensible. Más allá de eso, cabe destacar que nos encontramos ante una cinta dirigida por Rodrigo Cortés, director de origen español que nos brindó la excelente ‘Enterrado’ (Buried; 2010), que mantenía durante toda la película a tan sólo un único actor en escena, con un clima agobiante y un final con un giro espectacular. Si podemos llegar a una conclusión, es que a Cortés le fascina dar giros argumentales al final de sus películas, algo que comprobamos en ‘Enterrado’ y en esta ocasión. En ‘Enterrado’, el final te sorprendía porque era cruel y, sobretodo, inesperado. Acá, el final te sorprende pero por las razones equivocadas. El thriller psicológico protagonizado realmente por Cillian Murphy presenta numerosos giros durante sus dos horas y algo más de duración: algunos buenos, otros previsibles, y otros pésimos, como el final en sí. Sin dar ningún tipo de spoilers, sólo comentaremos que el final será para discutir tras ver la película entre los espectadores y que, al principio, generará confusión.

'Luces rojas', ver para creer

El verdadero conflicto de la película (que no se centra en el protagonista y el antagonista), se basa en el eterno debate entre lo científico y lo sobrenatural, la realidad y la ilusión, la verdad tras lo que parece ser paranormal. Partiendo de esa eficiente raíz, que, de paso, no está mal usada como en los últimos filmes mediocres de terror o suspenso (véase ‘[•REC]³: Génesis’, por dar un ejemplo) y que gracias a este concepto el film brinda grandes momentos de tensión bien logrados. Más allá del inexplicable derrape en los últimos 15 minutos de la cinta, es cierto que Luces rojas te mantiene enganchado durante toda la película y desde el vamos es una propuesta intrigante y entretenida, con actuaciones impecables y momentos para todos los gustos: sustos, saltos, suspenso, incluso un par de golpes y grandes diálogos. 

En lo que respecta a las actuaciones no podemos decir más que son excelentes. Destaca Sigourney Weaver en el papel de la científica Margaret, con un personaje que tiene momentos realmente muy bien logrados y que recuerda a aquella Grace Augustine que vimos en ‘Avatar’ (James Cameron; 2009). Por otra parte, el joven Cillian Murphy que cada vez está mejor, brinda una interpretación a la altura de sus dos grandes compañeros en escena: Weaver y el resucitado Robert De Niro, que vuelve tras varios años interpretando películas de géneros que sinceramente no le quedan para nada bien, y que acá, aunque no resalta, alcanza y sobra. Por otra parte contamos con una correcta Elisabeth Olsen y el argentino Leonardo Sbaraglia, que a pesar de tener un papel corto (y un inglés poco decente), da una performance increíble. Además tenemos a Toby Jones que se adapta al personaje y a las situaciones, nada del otro mundo. El elenco de Luces rojas es el punto más fuerte de este film, junto con el guión, que a pesar de tener un elenco reducido, es maravilloso. No obstante, lo que importa es la calidad, no la cantidad…

'Luces rojas', ver para creer

La cinta está filmada de manera soberbia y a nivel visual no se hace notar demasiado pero es bastante correcta. Posee un acompañamiento sonoro más que correcto y, a pesar de lo infravalorada que está y el final desastroso (y previsible, pero esto ya es un aspecto más subjetivo), nos deja una buena cuota de entretenimiento y que, los amantes del género y las buenas películas de suspenso, no la podrán dejar pasar. En cuanto a las contras: la película a veces se torna densa y el guión, si bien es muy bueno, deja varios puntos inconclusos y a veces se hace difícil de entender. Además, nos hubiese gustado ver algo más de Weaver y pudo haber tenido un poco más de duración. Final confuso, recomendable y entretenida.

Calificación: 7/10 (Buena)

 

Anuncios

Dejanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s